El Chile que queremos


PROGRAMA ESTRATÉGICO GENERAL Y REIVINDICACIONES CONCRETAS

(extracto del documento Unión Patriótica. Apuntes para una plataforma general)

descargar documento completo


 1. – Asamblea Constituyente.

Sabemos que la carta magna de la nación es la que implica necesariamente poder llevar adelante los cambios que Chile requiere. Con la actual constitución política es casi imposible, pues los sectores conservadores tienen como herramienta el antidemocrático tribunal constitucional que es capaz de revertir una decisión soberana, popular y mayoritaria en beneficio de los grandes grupos económicos, el mejor ejemplo de aquello fue su actuación frente a la tibia reforma laboral del gobierno de Michelle Bachelet, quitándole lo único bueno que tenía la reforma. Este es el momento en el cual todos quienes luchamos por una Asamblea Constituyente debemos estar unidos tras este objetivo. El gobierno de Michelle Bachelet estableció un mandato presidencial para que el próximo congreso tome la decisión sobre si hay Asamblea Constituyente o el mismo congreso de constituye como tal, frente a eso consideramos que la lucha por la Asamblea Constituyente debe ser en todos los espacios que existan y se creen desde la decisión y movilización para llevarla adelante incluso en los diálogos ciudadanos que se ha visto obligado  impulsar el gobierno, pero además llegar a la elección parlamentaria de 2017 con tal fuerza acumulada que nos permita llegar al congreso y forzar la Asamblea Constituyente, al mismo tiempo que la ciudadanía se mantiene movilizada tras esta demanda.

La constitución política que tenga Chile en el futuro puede ser mejor o peor que la que existe y eso dependerá de todas y todos quienes vivimos en Chile. En ella se definen los roles del Estado, la participación ciudadana, la estructuración de los poderes del Estado, la posibilidad de renacionalizar los recursos naturales, etc.

Unión Patriótica está y lucha por una nueva Constitución Política que defienda los intereses de Chile y su gente ante todo.

 

2. – Plan de Nacionalización de recursos e industrialización nacional.

A las personas, a favor de la mafia, no les gusta la palabra estatización. Pero seamos concretos, hay una gran cantidad de empresas que eran del Estado y nacieron al calor de la CORFO (estatal) y fueron privatizadas, saqueadas al Estado de Chile. Es por esto que planteamos recuperar lo que nos pertenece a todas y todos, el agua, la luz, el cobre, el litio y otras tantas grandes empresas estatales que fueron desmanteladas a propósito para venderlas a precio de libro, es decir una baratija. A diferencia de otros modelos económicos, lo que planteamos con la recuperación de estas empresas y recursos naturales es impulsar un fuerte proceso de industrialización nacional en todos los ámbitos, ya sea transportes, tecnologías, comunicaciones, agroindustria, etc. No queremos ser más un país dependiente de los países industrializados imperialistas, queremos ser capaces de producirlo todo para nosotros y el mundo. Esto generaría un gran programa de empleo, especialmente en el mundo técnico y profesional donde abunda la cesantía ilustrada o profesionales que no ejercen su profesión y trabajan en los denominados global service (call center ) o en el retail. Además buscamos desarrollar una industria nacional amigable con el medio ambiente que genere empleo pero no contaminación ni destrucción de nuestros hermosos paisajes naturales y culturales, que no afecte a las comunidades de manera negativa, sino que las enriquezca.

Las riquezas de Chile son inmensas, la sola renacionalización del Cobre ya nos permitirá industrializar el país, es solo cosa de pensar que más podríamos hacer con el Litio, Selenio, Renio, Molibdeno, Hierro, Manganeso, Sulfatos, etc. Chile tiene las riquezas necesarias para tal ambicioso plan, es solo cosa de tener la voluntad política para realizarlo.

 

3. – Sueldo Mínimo Ético de 400.000 pesos (a la fecha 2016).

Esta es una reivindicación concreta nacida desde el Obispo de Rancagua Alejandro Goic. Unión Patriótica la considera justa y necesaria y por eso la levanta. Nos parece que el sueldo mínimo por ahora debe ser ético puesto que las grandes empresas si lo pueden pagar, pero muchas PYMES no podrían y se terminarían en la quiebra. Frente a esto y para que haya justicia social, consideramos que el Estado debe subvencionar a las PYMES para homologar los sueldos a un sueldo mínimo de $400.000 pesos ahora y que después se reajuste anualmente. Eso sí debe existir una ley que impida la inflación desmesurada y artificial que provocarían los inescrupulosos comerciantes de la mafia.

 

4. – Nuevo Sistema de Pensiones y de Previsión.

Las AFP y las Isapres (incluida FONASA) son un robo descarado a los trabajadores. En este ámbito todas y todos nos damos cuenta del descaro y usura de estas empresas que lucran con todas y todos los cotizantes, que además es un sistema perverso que nos obliga a estar en él. Por eso planteamos el fin de las AFP y la creación de un sistema de pensiones solidario tripartito con aportes del trabajador(a), la empresa y el Estado.

 

5. – Salud.

En el caso de la salud somos partidarios de un sistema de salud público gratuito y de calidad, pero mientras esta demanda no se lleva a cabo a plenitud también debe ser reformado el sistema siendo una propuesta momentánea la de un sistema de previsión tripartito tal cual con las pensiones.

La salud es un derecho y como tal debe ser púbico, gratuito y de calidad.

Mientras tanto, no se cumpla esa demanda, estamos de acuerdo con todas las iniciativas que permitan mejorar la calidad de vida de las personas. Por esto estamos a favor de las farmacias comunitarias, comunales o populares, al mismo tiempo que los consultorios entreguen más y mejores remedios a sus pacientes. También el Estado debe crear una subvención por enfermedad catastrófica entregada a los pacientes (no a las clínicas) para poder cubrir de mejor forma dichas prestaciones médicas. En cuanto las licencias médicas somos claros: Día no trabajado por licencia médica, día pagado. La atención de los SAPU debe ampliarse con urgencia, al punto que abran a las 08:00 y cierren a las 24:00 hrs, además deben entregar licencias médicas a quienes se atiendan en ellos. Hay que aumentar la cobertura de especialistas en los hospitales y generar un sistema más eficiente de atención.

Estas son solo algunas medidas inmediatas para mejorar este precario sistema, pero como dijimos al principio buscamos tener un sistema de Salud Público, Gratuito y de Calidad.

 

6. – Educación.

La educación es un derecho y como tal debe ser púbica, gratuita y de calidad.

Consideramos necesario acabar con el nicho de la mafia que son los colegios particulares subvencionados. Aquí debe existir un sistema educativo con colegios particulares y colegios estatales, siendo estos últimos de una altísima calidad educativa. Pero la calidad en educación no pasa solamente por la inversión que se haga en ella en cuanto a infraestructura, sino que es muy multifacética. En este sentido a nivel escolar proponemos que los sueldos de los profesionales de la educación sean aumentados ahora y que estén acordes con los sueldos de los profesionales de la salud. El sistema de trabajo docente debe cambiar, los profesores deben de dejar de ser sobreexplotados ante esto estamos de acuerdo con el plan 50/50 es decir 50% del tiempo en aula y 50% planificando, preparando material didáctico y evaluando. En cuanto a la Jornada Escolar Completa, proponemos su eliminación o en su defecto una real mejora de la misma introduciendo más deporte y cultura en las escuelas, colegios y liceos. Pero lo principal es la reestructuración de los planes y programas, que están absolutamente obsoletos y no relejan las reales necesidades y aspiraciones de la sociedad chilena.

En cuanto a la enseñanza universitaria y de posgrado la consigna es una sola: Universidad gratuita. Posgrado accesible y becas reales por mérito académico. Las universidades deben tener un mayor aporte fiscal para desarrollar investigación y ser verdaderos productores de conocimiento, esto es vital para un proceso de industrialización, ya que nos permite avanzar en la creación y producción de conocimientos, tecnologías y saberes.

 

7. – Vivienda.

Las casas que entregan el SERVIU y el actual sistema de Subsidio Habitacional son un chiste de mal gusto. La vivienda es un derecho y si su acceso no es gratuito en la actual etapa de desarrollo del país, al menos debe ser sin especulación financiera del mercado habitacional. Al mismo tiempo exigimos que las viviendas cumplan con un metraje mínimo garantizado superior a una cifra a estudiar por expertos para que las personas tengan espacios de habitabilidad dignos de todo ser humano. Los aportes del Estado en esta materia deben aumentar y las postulaciones a subsidios estatales deben ser automáticas.

 

8. – Reforma laboral, entretención y Cultura.

Consideramos que debe existir una verdadera reforma laboral que incluya dentro de su análisis el derecho de las personas a entretenerse y culturizarse. En las antiguas luchas obreras se planteó la jornada de 8 horas, pues hoy no se justifica trabajar tanto y ganar tan poco, por eso planteamos una jornada laboral de 6 horas diarias con un máximo de 30 horas semanales, la existencia de bonos de locomoción y alimentación superiores a los 30 mil pesos cada uno, dotar a los sindicatos de verdaderas herramientas de negociación y entender en la ley que la huelga es un derecho.

En plano sindical se debe realizar una auténtica reforma sindical, desarrollada y construida desde los trabajadores, desde los sindicatos, no impuesta desde arriba desde el gobierno y parlamento corrupto y al servicio de las grandes empresas superexplotadoras.

 

9. – Seguridad Ciudadana.

Todos tenemos derecho vivir seguros, pero basar todo en  medidas represivas para dotar de seguridad a la ciudadanía es un error. Hay que mejorar el sistema penitenciario incluyendo el trabajo como forma de reinserción social, se debe poner fin al carácter degradador y de “Universidad del delito” de las cárceles actuales, las penas para los delitos graves deben ser contundentes, pero no solo al delincuente de la calle, sino que también con el delincuente de cuello y corbata.

 

10. – Nueva visión de la relación entre instituciones y las personas.

Consideramos que todas las instituciones del Estado y la República deben estar al servicio de la ciudadanía y en contacto científico, cultural y social con ellas. En más claro ejemplo es el caso de las municipalidades, las cuales no tienen una estrecha relación con las personas y organizaciones sociales, salvo cuando de elecciones se trata. En este sentido la propuesta básica de UPA, que puede ser enriquecida en el tiempo, busca crear municipios inclusivos, con real participación de las vecinas y los vecinos de cada comuna en la toma de decisiones importantes como son los planos reguladores, planes sociales integrados en salud, vivienda, educación, deporte. Acoger las buenas iniciativas y financiarlas, como también que los vecinos ejerzan un control sobre las autoridades comunales para evitar las malversaciones, corrupción y mafias que surgen en algunos municipios del país. Por esto es que buscamos candidatos que sean vecinas y vecinos que están en constante trabajo con sus comunidades y no gente de cara bonita que sale en televisión.

Esta visión de municipio inclusivo se hace extensible a otras instituciones del Estado. Los diputados y senadores casi no se aparecen por sus distritos y circunscripciones y deben tener una activa participación en ellos. Los ministerios deben trabajar activamente en la realización de decisiones con quienes se ven involucrados en ese tipo de labores, por ejemplo los profesores deben participar en las decisiones académicas y laborales impuestas hasta hoy por el MINEDUC, lo mismo con la relación entre médicos, funcionarios de la salud y el respectivo ministerio, etc.

11. – Políticas en constante crecimiento.

Podríamos ahondar mucho más en propuestas, y seguramente con el tiempo aparecerán nuevas y mejores propuestas ciudadanas y desde Unión Patriótica con el claro objetivo de refundar la patria. Por esto nuestra política de refundación de Chile está en constante crecimiento y se irá nutriendo al calor del trabajo y lucha, tanto en las luchas sociales como en las elecciones. El dinamismo de la propuesta UPA nos llevará a la construcción más pronto de lo que creemos en un auténtico programa patriótico popular para alcanzar el anhelado Gobierno Patriótico Popular. No te quedes atrás, súmate y agrUPAte con nosotros.